DESTACADO

Soapbox: Soulmates, un proyecto que une almas gemelas

Animales y niños con dificultades para ser acogidos se unen en un proyecto común de ayuda mutua.

En España hay 40.000 niños tutelados por el estado, de los cuales 14.000 de ellos viven en residencias de menores, siendo un 90% de ellos mayores de 6 años. La edad, o el hecho de presentar algún tipo de discapacidad o problema de salud, hace que muchos de ellos, conscientes de esta situación, vean su adopción como algo inalcanzable reforzando su sentimiento de impotencia y su situación de abandono. 

Por otro lado, cada año se producen en España cerca de 140.000 abandonos de animales, muchos de ellos desechos de la caza, mestizos, animales enfermos o mayores, lo que hace que muchas personas que se deciden a adoptar un animal rechacen a estos por las complicaciones que puede acarrearles o por no cumplir sus expectativas. Dicha situación hace que estos animales se encuentren en una situación análoga a la de los menores.

Fruto de la necesidad de cubrir estos problemas sociales nace el proyecto Soulmates, el cual une a estos niños y animales generando una conexión entre ambos que favorece la creación de acciones de ayuda mutua. El proyecto propone que cada menor apadrine a un animal, con el cual se sienten reflejados por su propia historia de vida, y le acompañe en el proceso de ser acogido o adoptado por una familia. 

El proyecto Soulmates nace de la unión de dos organizaciones. Por un lado Souling, una entidad de acción social, formada por un equipo multidisciplinar del ámbito socio-sanitario y educativo, que actúa según la perspectiva One Welfare y trabaja para demostrar la relación que existe entre el bienestar animal, el bienestar humano, y el medio ambiente y, por otro lado, de la ONG HOOPE, que trabaja por ayudar al animales abandonados, así como a personas en riesgo de exclusión social, buscando con sus acciones reparar el vínculo humano- animal.

Gracias a la ayuda de LUSH a través de su Charity Pot solidario, este proyecto pionero ha podido convertirse en una realidad. Gracias a ellos, los menores han podido participar en el desarrollo de un programa de 24 sesiones realizadas tanto en su entorno residencial como en el centro de protección animal, en contacto directo con los animales que allí esperaban un hogar. El proyecto, basado en los beneficios y metodología de la Terapia Asistida con Animales, ha conseguido acercar a los menores a la realidad de los animales, generando acciones para mejorar su calidad de vida y facilitando su adopción, lo cual ha supuesto un cambio de roles: los menores han pasado de ser los receptores de la intervención a ponerse en acción, poniendo en marcha su propia capacidad y fortalezas para ayudar a otros, haciéndoles sentir útiles: desde su propio deseo de ser acogidos/queridos/deseados han podido mejorar la situación de los animales y ayudar a que otros les quieran.

El grupo de menores ha trabajado a través de la historia de vida del animal para comprender la suya propia. De esta forma, los beneficios han sido bidireccionales (animales que ayudan a personas- personas que ayudan a animales), multiplicando los resultados: ayudar a otro a sanar sus heridas, y con ello las propias. Las actividades realizadas por los niños han sido muy variadas, desde la creación de material audiovisual para fomentar la adopción, el diseño de cuentos sobre los animales para su difusión, la composición de canciones sobre el abandono y la mejora del bienestar de los animales (enriquecimiento ambiental, educación, adiestramiento y cuidado) entre muchos otros.

Los beneficios que se han obtenido con la realización de este proyecto han sido innumerable. Por un lado en los menores se ha logrado una mayor motivación hacia la terapia, mejora de la conducta disminuyendo las conductas disruptivas, aumento de las verbalizaciones de su propia historia de vida, aumento de las interacciones amables con otros, identificación de las propias fortalezas, haciéndoles creer más en sí mismos y su capacidad para convertirse en agentes de cambio social, etc.. Por otro lado, los animales se han beneficiado en el aumento de la difusión de casos, aumento de adopciones y acogidas, mejora de la socialización de los animales, apoyo en la mejora de las instalaciones del centro de protección animal, mayor bienestar, etc.

Gracias a todo el trabajo realizado, el proyecto Soulmates pasó a formar parte de programa de Raíces y Brotes del Instituto de Jane Goodall, donde LUSH se convirtió en un maravilloso punto de encuentro para los grupos de Raíces y Brotes de Madrid donde crear ideas para ayudar a cambiar el mundo. A través de estos encuentros, los niños han podido continuar su labor activista, una vez finalizado el proyecto Soulmates, realizando actividades que fomentan la concienciación del cuidado del mundo que nos rodea a través de acciones tales como: reforestación de espacios, labor de reciclaje, recogida de basuraleza, aprendizaje tenencia responsable… Todo esto les llevó a tener la oportunidad de conocer en persona a la Dra. Jane Goodall, quien les agradeció su labor por cambiar el planeta y animó a continuar.

Gracias a LUSH por creer y convertirse en el soporte necesario para hacer de esto una realidad, ayudando a mejorar la vida de tantos niños y animales siempre desde la cercanía, calidez y el cariño ♥

                                   #10añosdecharitypot

10 años apoyando buenas causas | #10añosdeCharityPot

Todo lo recaudado con la venta de Charity pot en la tienda online, del 5 al 12 de Septiembre se donará al proyecto Soulmates.

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (1)

Productos relacionados

1 artículo
Charity Pot crema corporal de manos y de cuerpo solidaria
Hidratante corporal y de manos
Amable y solidaria
5,95 €
45g