DESTACADO

Rechazar es el verbo de moda

Teniendo en cuenta que la vida útil de una bolsa de plástico es de apenas un cuarto de hora y que cada español usa una media de 144 cada año, solo nos queda estar a la moda. La moda de rechazar el plástico. 

No vamos a declararle la guerra a todo el plástico ya que la realidad es que nos ha cambiado la vida y no nos engañemos, para bien. Cuando se usa para material médico o incubadoras está bien, el problema surge cuando se emplea en una pajita para usar solo durante el tiempo que tardamos en tomar un refresco. Muchísimo de este plástico sin reciclar termina en el mar, como si de una especie de basurero del planeta se tratase.

El impacto que tiene uno de los materiales más resistentes creados por el hombre es de tal magnitud que puede que acabe con nosotros. Los datos hablan por sí solos y en los últimos 15 años hemos producido la mitad de todo el plástico fabricado por la humanidad. Pero aún podemos ser optimistas ya que cada día hay más personas que deciden hacer algo para que esto cambie.

Cada vez hay más alternativas para acabar con el plástico de un solo uso. Botellas de cristal para beber agua, cubiertos, vasos etc.

Tómate unos segundos y piensa en todo lo que usas cada día, desde que te levantas hasta que te acuestas. ¿Ya? Siempre hay una alternativa libre de plástico. Y te lo queremos enseñar.

Este año y con motivo del Día Mundial de los Océanos hemos querido lanzar la campaña “Nada contra la corriente” para poner el foco en el poder que tenemos cada uno como individuos para hacer que las cosas cambien en nuestra sociedad. Y concienciarnos del impacto que pequeños cambios en nuestros hábitos pueden suponer para el planeta.

Llevamos muchos años poniendo en practica las 3R: reducir, reutilizar y reciclar los residuos que generamos ya es parte de la vida de mucha gente.  Ahora queremos invitarte a hacer uso de una 4R:  rechazar todo lo que esté hecho de plástico y creado para usarse una sola vez. Para ello y, como parte de la campaña, hemos creado el reto “hacer de un reto un hábito” al que esperamos te unas para aprender trucos e iniciativas para llevar una vida lo más sostenible posible. En contra de lo que mucha gente piensa, llevar una vida zerowaste (cero residuos) no es nada complicado y para demostrártelo nos acompañará @embellecethe, bloguera valenciana, que hace un año empezó una vida libre de plástico. Compartirá y nos enseñará trucos para hacérnoslo más sencillo.

¿Te unes al reto? ¿Si? Pues a partir del 11 de Junio nos vemos en las redes sociales con el #retolush

Todo el plástico vertido en los océanos puede afectar a unas 700 especies de animales marinos, muchos de ellos en peligro de extinción. Como las tortugas marinas, de las que cada año mueren 1000 ejemplares al confundir el plástico con las medusas, su principal alimento. Para hacer más visible su situación, a partir del 8 de Junio se pondrá a la venta Turtle, una jelly bomb con forma de tortuga que esconde una “sorpresa” en su interior. Cuando la descubras puedes compartirlo con nosotros usando #lessplasticmorelush.

Lush es conocido por haber inventado en 1989 el primer champú sólido. Una pastilla pequeña, ligera y duradera hecha con ingredientes frescos y libre de envase. Para ir un paso más allá en nuestro ideal de generar el mínimo residuo posible con nuestros productos, el 1 de Junio de 2018 se abrió en Milán la primera tienda Lush 100% naked.

Poco a poco se pueden ir cambiando las cosas y el Día Mundial de los Océanos, nos recuerda que no tenemos capacidad para gestionar los residuos que generamos así que una de la opciones que tenemos es hacer que la industria entienda que no queremos plástico. Pero y ¿cómo hacemos eso? Rechazándolo.

 

 

“Hay que acabar con la vida de usar y tirar, hay que acabar con los plásticos de un solo uso”

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (1)

Productos relacionados

1 artículo
Nuevo
turtle_jelly_bath_bomb
Jelly Bomb
Esta tortuga no es ninja
6,95 €
130g