DESTACADO

Rapanui: prendas a las que les sobra estilo

Del algodón orgánico, el comercio justo y las prácticas éticas solo pueden salir prendas a las que les sobra estilo. La ética mola, eso es un hecho. Descubre las nuevas prendas Swag.

¿Quién está detrás de la línea swag?

Si le has echado el ojo a la nueva bolsa de tela Swag o ya has fichado el delantal como regalo para tu amigo el cocinillas, seguramente te estés preguntando de dónde vienen estas prendas tan molonas. Las fabrica de Rapanui, una empresa de moda sostenible que no puede ser más Lush.

Sus métodos son respetuosos con el medioambiente y sus valores éticos son el motor que impulsa a esta empresa de la isla de Wight, que trabaja para que sus procesos generen un impacto social y medioambiental positivo.  

Orgánico

El cultivo de algodón es uno de los que más pesticidas e insecticidas requiere, mientras que su versión orgánica sustituye los productos químicos por pesticidas naturales, rotación de cultivos y siembra mixta.

"Los métodos tradicionales de cultivo con pesticidas afectan al medioambiente y a los agricultores. Las opciones orgánicas no conllevan estos riesgos”, explica Rob Drake-Knight, cofundador de Rapanui.

Y esos no son sus únicos beneficios, el algodón orgánico es más suave y de mayor calidad, lo que significa que no hay que elegir entre sostenibilidad e ir a la moda: puedes tener estilo y la conciencia muy tranquila.

Circular

Rapanui ha establecido un sistema circular por el que recoge las prendas de ropa que sus clientes ya no utilizan para darles una segunda vida. Este sistema ayuda a eliminar los desechos de la cadena de suministro, beneficiando al medioambiente.

Ética

Materiales de bajo impacto, socios con acreditaciones éticas, inversión en tecnologías de impacto mínimo y energías renovables… todo en Rapanui está relacionado con la ética. Además, se aseguran de proporcionar un salario más alto que el promedio y de dar trabajo a parados de larga duración de la Isla de Wight. Sus esfuerzos demuestran que el futuro de la moda puede ser sostenible.

Bajas emisiones de carbono

Una prenda de Rapanui produce un 80% menos de CO2 que cualquier otra camiseta hecha con métodos tradicionales, y no es casualidad. Rapanui trabaja para mantener sus emisiones de carbono lo más bajas posible. Su fábrica en la India, que tiene una acreditación ética, funciona gracias a la energía eólica. También en la factoría de Reino Unido utilizan energías renovables, donde hacen uso de la energía solar, además de utilizar materiales orgánicos e invertir en tecnologías de impresión poco contaminantes.

Trazabilidad

La transparencia es el principal valor de Rapanui, que tiene una cadena de suministro perfectamente rastreable, también lo son los materiales que utilizan, incluyendo las pequeñas piezas de algodón recogidas a mano que acaban en tu delantal o bolsa de tela. “No es suficiente con poner un sello orgánico en un producto, eso no resuelve el problema medioambiental. Hay que ser transparente con toda la cadena de suministro y pensar en alternativas sostenible que afecten a todos los puntos del negocio”, explica Rob Drake-Knight.

En 2009 la empresa desarrolló un mapa de trazabilidad que permite a los consumidores obtener más información sobre cada etapa del proceso, “desde la semilla hasta las tiendas”. Al ofrecer esta información a los consumidores, Rapanui les permite tomar sus propias decisiones.

Tecnología compartida

Por si todo eso fuera poco, Rapanui también comparte su tecnología. La empresa ha abierto su cadena de suministro, lo que significa que las personas pueden utilizar su sistema para crear sus propias camisetas, tal y como explica Rob: "Esto permite que cualquiera, en cualquier lugar, pueda fabricar su propio Rapanui gratis".

La próxima vez que utilices tu delantal para cocinar o tu bolsa de tela para meter la compra, puedes estar tranquilo sabiendo que tus prendas Swag respetan a las personas y al medioambiente.

Comentarios (0)
0 Comentarios