DESTACADO

Maquillaje: el futuro de los envases

Nos fascinan los envases de lo que compramos. A veces, incluso, nos dejamos guiar solo por el envoltorio y no es de extrañar, cuando hablamos de cosmética el empaquetado es importante. En las valoraciones de productos suele ser un punto clave y algunos de los vídeos más populares de internet son los llamados “unboxing”, en los que alguien nos descubre que hay dentro de un bonito envoltorio. No hay nada malo en que un producto sea bonito también por fuera, pero sí en la cantidad de plásticos y desperdicios que genera la industria.

Por suerte, existen alternativas para poder brillar igual, mientras los plásticos brillan por su ausencia.

En 2016 China importó el 70% de todo el plástico que el resto del mundo no quiso, convirtiéndose así en el vertedero del mundo, según cifras de la ONU. Pero en 2017 cortó el grifo, imponiendo la prohibición de importar algunos materiales. Ahora que el país asiático no va a ocuparse de una gran cantidad de la basura que generan los demás hay que tomar medidas, empezando por lo básico: el maquillaje.

Desde 1950 se han creado 8.300 millones de toneladas de plástico (el equivalente a mil millones de elefantes), una cifra todavía más preocupante si tenemos en cuenta que cada pieza de este material dura cerca de 500 años.

Cajas de cartón, envases de plástico, libros de instrucciones, otra capa de plástico y papeles para decorar… desenvolver un producto puede llegar a parecerse mucho a las muñecas rusas. Además, todo ese empaquetado se utiliza para envolver productos que no suelen durar más de un año.

Reciclar siempre es una buena idea, pero otra mejor es reducir la cantidad de envases que compramos. Piensa en la cantidad de visitas al contenedor amarillo que te ahorrarías. Suena bien, ¿no?

Generar menos desperdicios no es tan complicado como podrías pensar, descubre cómo hacer que tu bolsa de maquillaje pese menos.

Difícil de reciclar

Los frascos con dispensador nos hacen la vida más fácil, pero dificultan el reciclaje. Sobre todo por los muelles y otras partes delicadas, como las que incluyen las bases de maquillaje y los botes de perfume.

Intenta cambiarlos por...

Mejora el aspecto de la piel con una base iluminadora que ayude a unificar el rostro y a conseguir un acabado suave y mate.

Charisma, hecha pensando en todos los tipos de piel, está elaborada a partir de delicada avena, suavizante manteca de cacao orgánico de comercio justo y aceite de almendra rico en vitaminas. Esta base proporciona al rostro un tono cálido, un color muy parecido al que consigues de vacaciones, gracias a los pigmentos de su fórmula, que reflejan la luz. Utilízala para contornear el rostro o debajo del maquillaje.

Si prefieres completar el look con un poco de brillo utiliza Feeling Younger, es una base iluminadora de textura sedosa, que se funde de forma suave en la piel. Está hecha a partir de avena calmante, aceite de almendra iluminador y suavizante manteca de cacao; una fórmula humectante que consigue tonificar y suavizar la piel.

Además de contar con los ingredientes ideales, estas bases vienen en unos botes de cristal que se pueden reciclar en el contenedor del vidrio o llevar de vuelta a tu tienda Lush más cercana, donde les darán una segunda vida.

La clave está en los polvos

Toda bolsa de maquillaje necesita polvos, sueltos o compactos, para fijar la base, retocar el look a lo largo del día o para cualquier emergencia que pueda surgir. El problema es que el empaquetado de estos productos suele ser también complicado de reciclar.

Intenta cambiarlos por…

Emotional Brilliance son unos polvos translúcidos ultrafinos que tienen aceite de jojoba y talco, así fijan el maquillaje y controlan los brillos, al tiempo que ayudan a mantener la hidratación. Gracias a sus ingredientes estos polvos faciales protegen la piel, sin obstruir los poros y dejan un acabado mate con un matiz rosado. Aplícalos con la brocha de forma ligera y uniforme por todo el rostro.

Además, el envase de Emotional Brilliance está hecho del mismo material con el que se hacen los botes negros, lo que significa que puedes devolverlo a tu tienda Lush más cercana una vez lo hayas terminado. Desde allí lo mandarán al Green Hub donde funden los botes y vuelven a crear nuevos, comprueba todo el proceso en este artículo. Lo mejor de todo es que puedes cambiar cinco de estos botes por una mascarilla facial fresca, ¡hip hip, hurra!

Unas pestañas que son la caña

La máscara de pestañas es imprescindible para completar un look y darle un aire diferente al maquillaje. También se puede utilizar sola, para centrar toda la atención en la mirada; por no hablar de esos días en los que no tienes tiempo de nada, pero oye un poco de máscara nunca viene mal. Los botes de plástico en los que suele venir el rímel se pueden reciclar en el contenedor amarillo, pero hay otras opciones mejores.

Intenta cambiarla por…

El envase de la máscara Eyes Right de Lush también está hecho del mismo material que los botes negros, lo que significa que puede tener una segunda vida (y muchas más, ya sabes). Además, su fórmula está cargada de vitaminas A, C y E, que fortalecen y acondicionan las pestañas.

El resto de ingredientes proporcionan una cobertura suave y de un negro intenso.

Descubre los productos desnudos

Estamos trabajando para conseguir que cada vez haya más productos de maquillaje sin envases, para poder prescindir del plástico. Si a ti también te gustan los productos naked, echa un vistazo a la página web y descubre todos los que hay para elegir.

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (2)

Productos relacionados

2 artículos
base de maquillaje iluminadora Feeling Younger
Base iluminadora
Piel de aspecto radiante
14,95 €
20g
Máscara de pestañas ojos sensibles
Máscara
Una cobertura suave y de un negro intenso
17,95 €
9g