DESTACADO

Lush Prize: Órganos en chip para sustituir al testado en animales

Los órganos en chip son recreaciones de órganos humanos en miniatura que pueden medir cómo actuará un medicamento en el cuerpo. 

Introducción- ¿Qué es un órgano en chip?

Es una novedosa tecnología desarrollada en los últimos años para medir la seguridad de productos químicos, lo que se conoce como pruebas de toxicidad. Tal y como indica su nombre, se trata de microchips, como los que puedes encontrar en un ordenador o un smartphone. Eso sí, la funciones de unos y otros son bien distintas, este nuevo invento tiene microchannels, canales ultrafinos y huecos que contienen células humanas, tejidos y fluidos corporales que actúan como un órgano humano - es decir, como si fuesen el corazón, un hígado o un pulmón-. Para examinar y medir ciertas reacciones químicas, las sustancias que hay que probar se depositan en el chip.

Esta tecnología es innovadora y ética, pero lo más destacado es que permitirá estudiar ciertos mecanismos del cuerpo humano hasta ahora desconocidos. Estos dispositivos, que reproducen en su interior el funcionamiento de un órgano, evolucionan hacia otros chips que son capaces de imitar varios a la vez, se trata de los multi-órganos en un chip, que simulan el funcionamiento de cuatro, seis y hasta diez órganos al mismo tiempo y que pueden, incluso, replicar el funcionamiento del cuerpo humano.

Algunos ejemplo

Las últimas novedades en el mundo de la microtecnología incluyen avances sorprendentes. Entre ellos, un corazón en un chip capaz de latir, que contiene células musculares cardíacas, vasos sanguíneos y otras estructuras igual de complejas, que sirve para investigar y desarrollar nuevos tratamientos. Este avance es también crucial en el estudio y prevención de algunas enfermedades, como los ataques al corazón. Otro ejemplo de estos dispositivos pioneros, son los pulmones en un chip, que simulan la respiración, el flujo sanguíneo y el movimiento de aire, entre otras funciones. También se han hecho avances en el terreno reproductivo con el desarrollo de la placenta en un chip, que ha permitido examinar los efectos de ciertas sustancias durante el embarazo. El potencial de esta tecnología no tiene precedentes: permite recrear, en un ambiente 3D muy realista, procesos celulares de forma exacta.

Los avances también han permitido dar vida a un cerebro, imitando el complejo proceso por el que este órgano central intercambia químicos con la sangre. El invento será clave en el área de las pruebas de toxicidad, que necesita de forma urgente un nuevo enfoque.

Estos son solo algunos ejemplos de una tecnología que ha dado un vuelco a la investigación científica y que promete una revolución aún mayor. Su potencial es innegable: este tipo de pruebas podría sustituir a otras más caras, complejas y poco fiables, que además incluyen animales, lo que impide predecir con exactitud la respuesta en el cuerpo humano.

La necesidad de mejorar las pruebas de toxicidad

Los órganos en un chip destacan sobre todo por su potencial para medir la seguridad de las sustancias químicas, no solo en cosmética, sino también en alimentación, productos del hogar y medicinas.

Los ensayos clínicos, en concreto, son procesos extremadamente delicados. El testado en animales es un paso obligatorio antes de poner un medicamento a la venta, el problema es que el cuerpo de un animal no reacciona como el de un humano, lo que significa que la toxicidad de estos químicos no se puede predecir de forma exacta.

Las pruebas en laboratorios implican muchos gastos, por lo que un nuevo enfoque podría reducir los costes en millones y millones de dólares. El coste de probar un nuevo medicamento se sitúa en torno a los dos mil millones de dólares; además, requiere varios años en los que muchos animales sufren y mueren para testar una sustancia que quizás nunca llegue a funcionar. La prueba está en que existen numerosos medicamentos que un día estuvieron a la venta pero luego tuvieron que ser retirados, un problema que afecta enormemente a las farmacéuticas, que empiezan a darse cuenta de la necesidad de un enfoque más humano.

Biología y tecnología: un futuro prometedor

Una vez que se desarrolla un avance, el siguiente paso es ser aprobado para su uso, como ha ocurrido con todos los descubrimientos relevantes en la humanidad. Esta nueva tecnología está muy cerca de conseguirlo, gracias a la colaboración entre la organización británica CN Bio Innovations y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, agencia responsable de aprobar los nuevos productos de salud pública. Las dos asociaciones estudian la posibilidad de usar los órganos en un chip en pruebas de toxicidad para testar los medicamentos antes de que lleguen a los ensayos clínicos. Son muchas las instituciones interesadas en la microtecnología, la Universidad de Harvard y el Instituto Wyss, entre ellas.  

Estos chips han pasado de ser una gran a idea a una tecnología de importancia crucial. No solo por su potencial de acabar con el sufrimiento de miles de animales, sino también por la posibilidad de predecir de forma más precisa la respuesta humana ante ciertas sustancias químicas. Estos chips han pasado de ser una gran a idea a una tecnología de importancia crucial. No solo por su potencial de acabar con el sufrimiento de miles de animales, sino también por la posibilidad de predecir de forma más precisa la respuesta humana ante ciertas sustancias químicas.

Un vía para proteger tanto a los humanos como a los animales

Órganos en un chip y el Lush Prize 2017

Los premios Lush Prize celebran este año su sexta edición, estos galardones premian a científicos y activistas que luchan contra el testado en animales. Lush ha reconocido desde el principio la labor de aquellos que han desarrollado los órganos en un chip. Desde 2012 ha premiado la investigación y el compromiso de científicos de Europa, Estados Unidos y Asia, que trabajan incansables en esta novedosa microtecnología. 

Descubre en la página web Lush Prize toda la información sobre investigaciones para reemplazar el testado animal por otros enfoques, los órganos en un chip y la necesidad de investigación y campañas globales. toda la información sobre investigaciones para reemplazar el testado animal por otros enfoques, los órganos en un chip y la necesidad de investigación y campañas globales.

Artículo escrito por Rebecca Ram, asesora científica en los premios Lush Prize.

Comentarios (0)
0 Comentarios