DESTACADO

Los secretos de belleza de Cleopatra

Lush sigue utilizando los secretos de la cosmética natural del Antiguo Egipto.

Los ingredientes naturales se usan en cosmética desde hace miles de años. En los sepulcros de los egipcios ya encontraron maquillaje y en los jeroglíficos aparecen las figuras con los ojos pintados de negro, con el elaborado deliniado de trazo firme y grueso, que tan popular es hoy en día. El maquillaje decorativo era en tiempo de faraones una forma de conexión espiritual con los dioses. Los pigmentos que utilizaban se creaban con materias primas muy diversas, como los cristales de malaquita, las láminas de oro y los escarabajos en polvo.

A los egipcios les preocupaba su aspecto: no querían ganar peso, ni tener arrugas o quedarse sin pelo. Tal y como pasa hoy en día. Utilizaban aceite de oliva y de sésamo, además de almendras amargas y cardamomo para hidratar la piel; aceite de ricino para dar brillo al pelo; y henna para teñirse el cabello, las manos y las uñas. La leyenda cuenta que Cleopatra, la última faraona del imperio egipcio, se bañaba en leche y miel para rejuvenecer la piel.

Siguiendo el ejemplo de la joven reina, dimos forma al aceite de baño Ceridwen´s Cauldron, hecho con leche de avena, aceites de incienso, madera de cedro y manteca de cacao. Una fórmula digna de la realeza.

Muchas de las combinaciones de Lush tienen que ver con antiguas prácticas y tradiciones. La limpiadora Ultrabland está hecha con agua de rosa, cera de abeja y aceite de almendra, inspirada en una fórmula para el resfriado que inventó Galeno, uno de los médicos más destacados de la antigüedad. La receta original tenía aceite de rosa, agua y cera de abeja derretida, una combinación que ha resistido el paso del tiempo para convertirse en uno de nuestros productos más populares.

En el Antiguo Egipto todos ponían atención a su aspecto, cuidarse era algo que trascendía el estatus económico y que formaba parte del día a día. La higiene y el aspecto personal eran importantes para hombres y mujeres, que se bañaban varias veces al día en agua mezclada con soda. Las bombas de baño de Lush están hechas, precisamente, con bicarbonato de sodio para crear ese efecto efervescente, combinadas también con aceites esenciales, mantecas naturales, pétalos de flores, purpurinas y colores vibrantes.

En nuestros días los ingredientes naturales siguen teniendo un papel principal en el cuidado personal, por sus nutrientes, minerales y vitaminas. Galeno fue pionero en el uso de fórmulas naturales para la cosmética y son sus ideas las que han inspirado nuestros ingredientes y productos frescos.

A los egipcios les preocupaba su aspecto: no querían ganar peso, ni tener arrugas o quedarse sin pelo.

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (2)

Productos relacionados

2 artículos
Black Stockings body tint
Maquillaje corporal
Broncea tu piel siempre que quieras
12,50 €
30g
Marron
Henna
Castaño escarlata
14,95 €
325g