DESTACADO

Los beneficios de un buen baño

Un buen baño puede levantar el ánimo, hacer maravillas en la piel y aliviar algunas dolencias.

Todos asociamos el baño con propiedades curativas. Desde que éramos niños, la hora del baño siempre ha sido un momento especial y significativo por muchas razones. Es el momento de no pensar en nada, de olvidar los problemas y de aliviar las tensiones. El agua caliente también ayuda a calmar pequeños dolores y el vapor puede aliviar el resfriado y la gripe. Además, cuando estamos en la bañera, completamente sumergidos en el agua, nos sentimos, en cierta manera, como en el vientre materno.

El momento del baño también es la ocasión perfecta para desconectar. Esos preciados minutos, en los que estás a solas en la ducha, pueden convertirse en un ritual casi sagrado. Lo mejor es dejar, por un rato, los ordenadores, los móviles y las tabletas alejadas para disfrutar de un buen libro o de tus canciones favoritas.

El psicólogo Neil Morris, experto de la Universidad de Wolverhampton (Reino Unido), publicó un estudio en 2002 que probaba los beneficios psicológicos del baño. “Hemos encontrado un descenso significativo en los sentimientos pesimistas sobre el futuro y un aumento del sentimiento interno de placer”. Otros estudios han demostrado que darse un baño reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, aumentando la producción de serotonina, la hormona de la felicidad.

También hay evidencias de que el baño puede mejorar la salud física. Un baño caliente ayuda al sistema inmune a funcionar de una forma más eficiente, mejora el sueño y alivia el dolor crónico y muscular. En 2016, un estudio de la Universidad de Loughborough (Reino Unido), liderado por el Dr. Steve Faulkner, comprobó que un baño caliente reducía los niveles de azúcar en sangre después de la ingesta de comida, beneficiando a las personas que padecían diabetes tipo 2. Otro estudio científico de 2016, elaborado por la Universidad de Oregón, reveló que los baños calientes dilatan los vasos sanguíneos, mejorando así la circulación y reduciendo la presión arterial -en general, problemas relacionados con enfermedades cardiovasculares-. “Muchas son las culturas que defienden los beneficios de un buena baño caliente pero, hasta hace poco, no había pruebas científicas. Los últimos estudios demuestran que el calor pasivo mejora la salud ([as opposed to working up a sweat in the gym] al contrario de lo que ocurre, por ejemplo, cuando aumenta la temperatura del cuerpo en el gimnasio)”, explica Faulkner

La historia del baño

Los romanos pronto descubrieron los beneficios de darse un baño de forma habitual. En la época de la Antigua Grecia ya existían los baños públicos, pero solo tenían bañeras pequeñas, recipientes para los pies y vasijas para las manos. Fueron los romanos los que llenaron su imperio de grandes y lujosos recintos públicos, llamados termas. Los romanos creían que la limpieza tenía una gran influencia en la salud y la condición física e hicieron de sus baños públicos una actividad lúdica. Allí era, precisamente, donde se relajaban, socializaban e, incluso, hacían negocios.Los romanos pronto descubrieron los beneficios de darse un baño de forma habitual. En la época de la Antigua Grecia ya existían los baños públicos, pero solo tenían bañeras pequeñas, recipientes para los pies y vasijas para las manos. Fueron los romanos los que llenaron su imperio de grandes y lujosos recintos públicos, llamados termas. Los romanos creían que la limpieza tenía una gran influencia en la salud y la condición física e hicieron de sus baños públicos una actividad lúdica. Allí era, precisamente, donde se relajaban, socializaban e, incluso, hacían negocios.

Los baños también tienen un papel fundamental en la medicina tradicional china. Los chinos en la antigüedad mezclaban medicinas, hierbas o flores en agua caliente para crear tratamientos terapéuticos. Además, creían que los baños podían ayudar a restaurar los niveles de Yin, la energía relajante, fluida y fría. 

Ya en la época victoriana, los médicos prescribían baños de agua fría por sus propiedades analgésicas. También como tratamiento para el insomnio y para mejorar los problemas de salud en general. En 1849, Charles Darwin afirmó haberse recuperado completamente de una enfermedad, que le producía vómitos y malestar, gracias a la cura de agua de Malvern, que consistía en sumergirse a diario en el agua mineral que discurría por Malvern Hills; según creían, la más pura y limpia de todo el Reino Unido. Estas creencias no son solo cosa del pasado. Hoy en día, los atletas son los principales defensores de los baños con agua helada, una técnica perfecta para recuperarse de las agujetas.

Otros muchos rituales de baño tradicionales continúan inspirando los spa modernos. El hamam, que se originó en tiempos del Imperio otomano, incluye una sauna en la que relajar el cuerpo antes de recibir un masaje, una exfoliación y un baño de agua fría. Todos los pueblos turcos tienen, al menos, un hamam. En las ciudades más turísticas, los resorts cuentan con lujosos hamames en sus spas. Los banyas rusos también se centran en la sauna, a la que sigue una exfoliación y un baño en una piscina de agua fría, para mejorar la circulación, reforzar el sistema inmunitario y aliviar el estrés y la fatiga. En Japón, los onsens o baños termales, siguen siendo un fuerte atractivo turístico. Estos baños suelen estar en el exterior y aprovechan el agua termal de origen volcánico que emana en algunas regiones. Los japoneses creen que este agua tiene propiedades curativas gracias a su gran concentración en minerales, se dice que un baño en uno de estos manantiales puede acabar con dolores y problemas en la piel.

El baño perfecto

Los expertos aseguran que la duración óptima de un baño debe estar entre los 10 y los 20 minutos. Lo mejor es que la temperatura se sitúe entre los 32 y los 35 grados, para que el agua esté templada, en vez de caliente, y así se dilaten los poros. Si la temperatura del agua estuviese por encima de los 44 grados puede subir la presión sanguínea, quemando la piel y acabando con su capa protectora. Esto puede resultar en una dermis seca e irritada.

El concepto danés hygge se ha convertido en una auténtica tendencia. Esta palabra representa una actitud ante la vida, la de disfrutar de las pequeñas cosas, de las sensaciones acogedoras, de serenidad y tranquilidad. Entre ellas, podría estar un buen baño caliente y si es entre un manto de burbujas, mejor que mejor. Prueba “The Comforter” para sumergirte en un baño vigorizante y lleno de frutas.

Si lo que quieres es combatir el insomnio el mejor ingrediente es la lavanda y Twilight, repleta de esta planta con propiedades calmantes, está formulada para ayudarte a dormir. Esta bomba de baño se deshace en un morado intenso, que revela un interior azul. Su aroma a tonka despeja la mente y facilita el sueño.Si lo que quieres es combatir el insomnio el mejor ingrediente es la lavanda y Twilight, repleta de esta planta con propiedades calmantes, está formulada para ayudarte a dormir. Esta bomba de baño se deshace en un morado intenso, que revela un interior azul. Su aroma a tonka despeja la mente y facilita el sueño.

Las sales de baño relajan y desintoxican. Incluso, hay evidencias de que alivian inflamaciones y lesiones deportivas, así como artritis, dolor de espalda, problemas en la piel, resfriados y gripe. La bomba de baño Big Blue está hecha a partir de sal marina y alga arame. Ingredientes ricos en vitaminas y minerales, como la iodina, que ayuda a regular el metabolismo.

Para suavizar la piel, sigue el ejemplo de Cleopatra -que, según dice la leyenda, se bañaba en leche de burra- y prueba el aceite de baño Ceridwen’s Cauldron, hecho a partir de manteca de cacao y avena integral, una cremosa mezcla que inunda el agua de leche de avena.

Así que ya sabes, si quieres sentirte hidratado, limpio o revitalizado, reserva unos minutos de tu día para darte un baño relajante. ¡Seguro que tu médico también lo recomendaría!

 

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (4)

Productos relacionados

4 artículos
#LushLabs
harajuku bath bomb
Bomba de baño
El lado bueno de las cosas
7,50 €
200g
Edición limitada online
tender is the night community bath bomb
Bomba de baño
Regálate un baño
7,50 €
200g
#LushLabs
hulder bath bomb
Bomba de baño
¡Qué salada!
7,50 €
150g
Edición limitada online
honey i washed the kids community bath bomb
Bomba de baño
Carameliciosa
5,50 €
200g