DESTACADO

Henna: una alternativa segura a los tintes sintéticos

Ya sólo en Gran Bretaña, los tintes de pelo se usan 100 millones de veces al año, y un 60% de estas aplicaciones se dan en el hogar. Más de una tercera parte de las mujeres y uno de cada 10 hombres se tiñen de forma regular el pelo y, cada año, más de 45 millones de personas reciben tratamientos de color en peluquerías.

El instituto de investigación de mercado Mintel calcula que las ventas de tintes de uso doméstico son de unos 321 millones de libras esterlinas (361 millones de euros) por año, ya que las tiendas especializadas y los supermercados venden alrededor de 50 millones de cajas al año.

La Comisión Europea estima que entre una de cada 50 y una de cada 100 personas que usan tintes sufrirán en algún momento una reacción alérgica, y las cifras de Allergy UK muestran que el número de personas que las han sufrido se ha triplicado en los últimos 20 años. Esto es parcialmente debido a que nos teñimos con más frecuencia y también a que los tintes de uso doméstico son más baratos, fáciles de usar y efectivos que nunca.

“Si usas un tinte sintético abres la cutícula del pelo, que es la capa exterior que aporta brillo” dice Mark Constantine, cofundador de Lush y experto tricólogo. “Penetras en el cabello y cambias su color natural, reemplazándolo por uno sintético que se hincha dentro de tu pelo. Este mismo tinte también penetra en tu piel, llega hasta tu torrente sanguíneo y se introduce en tu sistema.”

La henna, sin embargo, simplemente “mancha” la parte exterior de cada cabello y va perdiendo intensidad de forma gradual en un periodo de uno a seis meses.

“El problema son los tintes permanentes,” añade el doctor White del Instituto Dermatológico de St John’s. Explica: “Es un inconveniente del que el propio tinte te avisa, «Puede provocar una reacción alérgica. Puede ser severa.» ¡Si de verdad fuese un producto seguro no se pondría una advertencia así!”

Incluso los tintes que se hacen llamar “naturales” suelen contener sustancias químicas que pueden causar reacciones alérgicas; por eso Allergy UK dice que la henna y los tintes vegetales son las opciones más seguras. Eso sí, mantente lejos de la supuesta “henna negra”. Se suele usar para los tatuajes de henna, pero es un tinte de pelo sintético que contiene parafenilendiamina (PDD), un compuesto que puede causar reacciones alérgicas muy severas.

“La auténtica henna (es decir, la pura que no ha sido adulterada con parafenilendiamina) es segura,” dice el doctor White. “Desgraciadamente, muchos productos de «henna» (incluso los que dicen ser naturales) contienen tintes permanentes.”

No encontrarás nada a la venta en Lush con tintes sintéticos, porque nuestra henna natural es una alternativa efectiva y segura para tu cuerpo y tu pelo. La henna es una planta autóctona de Oriente Medio que lleva usándose desde la antigüedad para teñir la piel y el pelo.

Pruébala primero antes de aplicarla

Haz una prueba sobre tu piel antes de aplicarte la henna para asegurarte de que no tienes alergia al lawsone, que es el pigmento rojo anaranjado que se encuentra en las hojas de la planta de henna. Simplemente esparce una pequeña cantidad de la mezcla de henna sobre tu piel y espera al menos una hora.

Aunque las reacciones alérgicas a la henna son bastante poco comunes, los efectos son bastante moderados: te picarán la cabeza y el cuero cabelludo. Las reacciones alérgicas al PDD (parafenilendiamina), presente en los tintes sintéticos y la henna adulterada, puede causar reacciones como rojeces, escozor, picor e irritación en el cuero cabelludo, en la cara y en el cuello.

La UE obliga a los fabricantes desde 2011 a alertar a los consumidores con una advertencia de los riesgos de sufrir una reacción alérgica, y recomendando hacer antes de cada aplicación una prueba sobre la piel.

Sin embargo, el doctor White cree que estas advertencias no se destacan lo suficiente. 

Y estos riesgos se aplican también a los tintes de peluquería, aunque los peluqueros más respetados insisten en hacer una prueba sobre la piel antes de aplicar el tinte en el pelo. Se trata de una precaución muy sensata, pero sólo suele llevarse a cabo la primera vez que se va a aplicar un tinte. Esto es un problema porque puedes sufrir perfectamente una reacción severa a un tinte que ya has usado varias veces antes, incluso aunque no hayas tenido ningún problema antes. Es más, los resultados de estas pruebas no son concluyentes a menos que se realicen en una clínica de alergias. 

El doctor White explica: “La prueba del tinte puede detectar a los individuos con alergias muy severas pero no hay pruebas que determinen que los que tengan un nivel de alergia menor puedan detectarlo siguiendo las instrucciones recomendadas por estas industrias.”

Aunque la mayor parte de las reacciones no suelen ser serias, una reacción suave puede aumentar los riesgos de desarrollar una más severa en el futuro, así que es mejor evitar los tintes sintéticos si alguna vez has experimentado algún tipo de irritación. 

Allergy UK dice que los tintes sintéticos contienen tantas sustancias químicas que casi cualquiera de ellos podría causar una reacción. Sin embargo, se cree que el principal culpable es la parafenilendiamina (PDD), que el Comité científico de los productos de consumo (CCPC) de la Comisión Europea considera ser responsable del 80% de las reacciones alérgicas. 

La PDD es un componente orgánico que se usa en la mayoría de colorantes permanentes y semipermanentes como “fijador” del tinte para que no se vaya con los lavados. Suele encontrarse en mayor concentración en los castaños oscuros o negros, y es la forma más efectiva que se conoce de cubrir las canas. En un intento por hacer los tintes de pelo más seguros, se han usado otros químicos como alternativa. Por ejemplo la p-aminodifenilamina (PADA), la paratoluendiamina (PTDA) y el 3-nitro-p-hidroxietil aminofenol, que suelen encontrarse en tintes más claros o rojizos. Pero estos componentes también pueden causar sensibilidad, lo que significa que no son necesariamente seguros; sólo más seguros. 

El doctor White dice: “Lo más prudente es no usarlos.”

Henna Lush

Por si aún no la conoces, la henna es una planta autóctona de Oriente Medio que lleva usándose desde la antigüedad para teñir la piel y el pelo. Los bloques de henna Lush están hechos de henna persa de la mejor calidad, y están libres de tintes sintéticos. Se elaboran con las hojas secas de la planta de henna, que se muelen hasta conseguir un polvo que después se mezcla con manteca orgánica de cacao de comercio justo para convertirla en un bloque. Se añaden otros ingredientes naturales para crear diferentes tonalidades, cuatro para ser exactos: Brun, Marron, Noir y Rouge.

Brun está hecha con índigo y café molido para un tono chocolate profundo e intenso; Marron contiene café molido y zumo fresco de limón orgánico para crear un color castaño brillante con tonalidades otoñales; Noir es la más oscura, lleva índigo para conseguir un color brillante en tonos azulados; y Rouge lleva henna roja y zumo fresco de limón orgánico para conseguir un resultado rojizo e intenso, potenciando los reflejos de tu cabello.

Además de dar color, la Henna Lush es también un tratamiento de hidratación profunda porque la manteca de cacao y los aceites esenciales dejan tu pelo perfumado y brillante. Estos ingredientes crean una capa protectora extra sobre tu color natural de cabello, aportando peso y reduciendo la electricidad estática. El resultado es un pelo sano con un color brillante y sin sustancias químicas que den miedo.

Ya sólo en Gran Bretaña, los tintes de pelo se usan 100 millones de veces al año, y un 60% de estas aplicaciones se dan en el hogar. 

Comentarios (2)
2 Comentarios

mobimabe

hace 1 año ago

Cuánto tiempo tiene que pasar desde mi último tinte sintético?

Atención al cliente de Lush

hace 6 meses ago

Personal

Recomendamos dejar pasar, al menos, 6-8 semanas :-)

Contenido relacionado (0)

Productos relacionados

0 artículos