DESTACADO

Empieza por desnudar tu rutina facial

Cada segundo más de 200 kilos de basura van a parar a los océanos, donde ya se acumulan de cinco a 50 billones de fragmentos de plástico, y eso sin contar los fondos marinos. Y, si la cosa sigue así, en 2050 habrá más plásticos que peces en el océano. Ahora que la basura se ha convertido en un problema difícil de ignorar, la pregunta es clara: ¿Cómo podemos aportar nuestro granito de arena? Empieza por desnudar tu rutina facial.

Lo que desechamos en la tierra ha acabado formando cinco islas de desperdicios: una en el Índico, dos en el Pacífico y otras dos en el Atlántico, compuestas en su mayoría por microplásticos, un término declarado palabra del año 2018 por la Fundéu. Esta voz designa los pequeños fragmentos de plástico que amenazan al medioambiente y a la salud de las personas. Para cambiar las tornas, muchas gente se ha sumado a la vida zero waste, que en palabras de Bea Johnson, creadora del movimiento “no consiste en reciclar más, sino menos”.

Y si no puede ser cero residuos, que sean los mínimos. Empezar a cambiar hábitos tan simples como el uso de las toallitas desmaquillantes, ya es un paso. Resultan ideales para ahorrar tiempo, pero eso no compensa el impacto que tienen en el medioambiente. Estos productos de belleza son imposibles de reciclar, como la mayoría del plástico del que nos deshacemos, cuya producción crece a un ritmo incontrolado, tal y como indica la publicación National Geographic.

Pero no todo está perdido, los consumidores hemos empezado a exigir transparencia en lo relacionado con la sostenibilidad, y cada vez la conciencia es mayor. Además, la Unión Europea ha prohibido los artículos de plástico de usar y tirar para 2021, como pajitas, bastoncillos y cubiertos, al considerar que son el 70% de los desperdicios que contaminan el agua y las playas.

Cada vez son más populares campañas como Plastic Free Planet, que acaparan la atención internacional, reclamando un mundo libre de plásticos. En Lush hemos abierto tres tiendas naked en Milán, Berlín y Mánchester, y ahora no hay quien nos pare. Ya hemos empezado a desnudar nuestra gama facial con productos efectivos que se libran de los desperdicios.

“Utilizar nuestros nuevos productos para el rostro es genial. Cada barrita está hecha con unos pocos ingredientes, efectivos y naturales, que penetran en la piel de forma simple. En el momento en el que dejas de preocuparte por el packaging, empiezas a disfrutar de los beneficios”, comenta Alessandro Comisso, inventor de productos.

Te contamos qué puedes esperar de esta gama, además de una piel resplandeciente (y un armario del baño del que Marie Kondo estaría orgullosa). La colección incluye aceites faciales, bálsamos limpiadores y una máscara para el contorno de ojos, todos repletos de ingredientes que marcan la diferencia. Toma nota de lo mejor de estos productos.

Cuando los inventores Gary Shears y Helen Ambrosen se enteraron del daño que las toallitas faciales estaban haciendo al medioambiente, decidieron actuar. Así fue como dieron forma a 7 to 3, hecho de carragenina, una sustancia que tiene una consistencia parecida a la gelatina y que se extrae de las algas. Este disco desmaquillante limpia la piel y elimina el maquillaje de forma efectiva, gracias a la infusión de orquídea purificante y al ylang ylang equilibrante. Puedes usarlo de tres a cinco veces y, una vez terminado, compostarlo o tirarlo al cubo de la basura orgánica, porque es completamente biodegradable. ¡Bien!

“No viene en una botella de plástico, es autoconservante y biodegradable. Si lo comparas con las toallitas, que no se degradan y además vienen envueltas en plástico, es un gran avance. Por no hablar de los beneficios que tiene para la piel. Después de utilizarlo, solo tienes que retirar con agua y dejarlo en un sitio seco para usarlo la próxima vez”, explica Helen.

Las algas no son el único ingrediente innovador en el que pensaron los inventores. Puede que la cáscara de plátano no sea lo primero que se te ocurre si te preguntan con qué cuidar la piel, pero está repleta de nutrientes con superpoderes. Banana Skin es una cremosa mezcla de plátano fresco e hidratante manteca de mango que te ayuda a conseguir un rostro sublime. La mayoría de veces, la cáscara de plátano se utiliza como compost, pero en este aceite facial sólido la transformamos en una tintura que añade un aroma delicioso (junto a la vainilla y la tonka) y que tonifica la piel de forma efectiva.

Si estás al loro de las últimas tendencias beauty habrás oído hablar de los rodillos de jade. Este aparato de masaje, utilizado desde hace siglos en la medicina tradicional china, se ha convertido en un básico de la rutina facial, y si a ti también te ha convencido, te sugerimos que pruebes Jade Roller, un bálsamo limpiador sólido que lo sabe hacer todo: limpia, tonifica y masajea. Además, tiene mungo que activa el flujo sanguíneo y su base absorbente de aceite de marula, un fruto con poder limpiador muy popular en Sudáfrica, aumenta la elasticidad de la piel.

Si tú también quieres pasarte a esta gama de productos desnudos que ahorran tiempo y se deshacen de los envases, echa un ojo a todas las opciones que tienes y descubre los otros siete productos de la colección, incluyendo un primer con ingredientes amazónicos y un bálsamo limpiador que exfolia con coco molido. Empieza a dar forma a tu rutina de belleza zero waste y pasa de desperdicios innecesarios.

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (4)

Productos relacionados

4 artículos
jade roller bálsamo limpiador facial sólido de color verde para un rostro hidratado y libre de impurezas y suciedad
Bálsamo Limpiador Sólido
Lo sabe todo el mungo
6,50 €
15g
sleepy face bálsamo limpiador sólido con lavanda calmante
Bálsamo Limpiador Sólido
En tus mejores sueños
6,50 €
15g
amazon primer aceite facial sólido con hidratante manteca de cupuacu y calmante aceite de andiroba
Aceite Facial Sólido
Pruébalo 30 días
14,95 €
20g
Alguien aplicando el aceite facial sólido light touch para una hidratación ligera y equilibrada
Aceite Facial Sólido
Un ligero toque
14,95 €
20g