DESTACADO

El reciclaje de los botes negros

Los conocidísimos botes negros pueden llegar a tener más vidas que un gato, porque están hechos de un resistente plástico, el polipropileno (PP). Un envase humilde y reciclado que se puede volver a reciclar llevándolo a cualquier tienda Lush.

Estamos trabajando en conseguir que todos nuestros productos sean naked. Mientras tanto, utilizamos los icónicos botes negros, hechos a partir de una mezcla de plásticos reciclados. Pero ¿qué pasa con el packaging impresionante? ¿nada de lazos, brillos o envases extra? Lo cierto es que en Lush preferimos invertir en los ingredientes, para que los clientes puedan pagar un precio justo por el producto en sí y no por el envoltorio.

Y esa no es la única ventaja de los botes negros, porque también forman parte de un proceso de reciclaje que permite que estos envases tengan no una, ni dos, sino muchas más vidas. ¿Quieres descubrir todo el proceso?

Todos los botes negros que regresan a las tiendas, se envían a Poole (Dorset, Inglaterra). Una vez que llegan a esta ciudad, van directos al llamado Green Hub, el centro de reciclaje de Lush. Aquí es donde empieza el proceso de reciclaje; primero los botes se rompen en trocitos, se lavan y secan en una trituradora; una vez salen de esta máquina, las piezas se funden y se vuelven a convertir en botes negros. Esta última parte todavía no se realiza en el Green Hub, pero se hará en el futuro, ahora que Lush recibe cada vez más envases.

Los "nuevos" botes, recién salidos del horno, se vuelven a utilizar para envasar los productos frescos de Lush, que acaban otra vez en manos de los clientes; y todo el proceso comienza de nuevo. Lo mejor de todo es que cuando acumulas cinco botes negros puedes cambiarlos por una mascarilla fresca.

Todos los envases y materiales que encontrarás en tu tienda Lush se pueden reutilizar y reciclar. ¡Toma buena nota!

En Lush utilizamos el PP reciclado para fabricar botes negros, tapones de botellas, tubos de colores labiales y envases de polvos faciales. En todos ellos encontrarás el mensaje que indica que puedes cambiar cinco botes por una mascarilla facial fresca. Las pizarras y las etiquetas de los productos también están hechas de este tipo de plástico, aunque en estos casos el material es virgen, se puede reciclar y reutilizar perfectamente.

Nos encantaría poder utilizar PP para los moldes de nuestros productos, ya que las pruebas demuestran que tendrían más resistencia al bicarbonato de sodio, pero este tipo de moldeado al vacío aún no está disponible para los PP. De hecho, durante el proceso, las altas temperaturas varían tanto que este material puede llegar a fundirse. El PP reciclado, además, tiene una temperatura de fusión diferente al material virgen, lo que hace el proceso de prueba más complicado también para los proveedores.

Productos embotellados

Los geles de ducha y los champús líquidos se envasan en estas botellas transparentes para garantizar una aplicación óptima, gracias sobre todo al tapón en forma de embudo. Estos recipientes están hechos de un tipo de plástico llamado PET (tereftalato de polietileno), un material que se utiliza para la mayoría de bebidas embotelladas. Por suerte, este tipo de plástico es más fácil de reciclar que los PP (en cualquier contenedor amarillo), por eso nos encanta recuperar los botes negros, para poder reciclarlos nosotros mismos.

Cajas de regalo

Cuando se trata de crear cajas de regalo, se pueden utilizar varias técnicas diferentes. Incluídas cajas rígidas hechas a mano que se imprimen y fabrican utilizando papel reciclado y cajas acanaladas (que tienen una línea ondulada entre las dos hojas de cartón) y adornos hechos a mano para crear formas circulares. Todos estos materiales se pueden reutilizar y reciclar.

Las etiquetas de los regalos, los envoltorios y el papel de información de los productos están hechos también de papel 100% reciclado o de algodón reciclado, además todo se puede volver a reutilizar y reciclar de nuevo en casa. Al desenvolver un regalo, enseguida descubres el eco-flo que protege a los productos: hecho a base de fécula de patata, se biodegrada de forma rápida en el agua y en el suelo, convirtiéndose en la alternativa perfecta al poliestireno. Los productos delicados se envuelven en celulosa biodegradable, que es perfectamente compostable.

Lazos

Si echas un ojo a las estanterías de los regalos en tu tienda Lush, descubrirás un montón de lazos de colores. Hay varios tipos de raso y otomán, hechos a partir de botellas de plástico recogidas en Italia, que se transforman en hilos de plásticos PET y luego se convierten en cintas. También las compramos en Alemania, de una empresa familiar que ha pasado de generación en generación. Esta compañía estaba especializada en lazos de rafia, pero ahora fabrica también cintas decorativas, mezclando distintos materiales para conseguir colores de lo más llamativos.

Reutiliza los lazos para envolver otros regalos, como decoración o, incluso, como cinta del pelo: las opciones son infinitas.

 

Comentarios (2)
2 Comentarios

hace 3 meses ago

Hola, me gustaría saber si los botes de las Toothy Tabs tambien son reciclables. Un saludo !!

Atención al cliente de Lush

hace 1 mes ago

Personal

¡Hola! Los envases de las toothy tabs no cuentan como envase válido para el Back to Lush, pero los de los polvos dentífricos sí ;-)

Contenido relacionado (0)

Productos relacionados

0 artículos