DESTACADO

El Lush Prize tiene nombre español

La bióloga leonesa Pilar de la Puente ha ganado el premio internacional Lush Prize 2018, en la categoría Joven Investigador. Su proyecto revolucionario, modelo 3D derivado del paciente con cáncer de mama, se ha impuesto a cientos de candidaturas de todo el mundo, consiguiendo un reconocimiento que “da impulso al sueño de una joven investigadora”.

De la puente, licenciada en Biología por la Universidad de León y doctorada en Medicina y Cirugía Animal por la de Salamanca, ha presentado un proyecto pionero que “sustituye las pruebas con animales por unos cultivos de laboratorio que recrean los tumores de los pacientes”, así puede predecir cómo avanzará la enfermedad y qué terapia es la más efectiva. La doctora propone reemplazar los ensayos con animales por “modelos in vitro más relevantes”.

“Se crean a partir de la sangre y una biopsia del paciente con cáncer, permitiendo después su biofabricación en el laboratorio para recrear el tumor de cada paciente y poder analizar fármacos y respuesta a terapias de forma personalizada”, explica.

La investigadora trabaja ahora en el laboratorio Sanford Research de Dakota del Sur, en Estados Unidos, donde lidera un grupo de investigación independiente, al que dará un impulso con el premio Lush Prize de 10.000 libras.

“Siempre soñé con dirigir mi laboratorio científico, pero nunca pensé cuando empecé la carrera que sería posible”, dice de la Puente, refiriéndose a los retos de una investigadora independiente. Todos los días hay que diseñar experimentos, analizar resultados y escribir artículos científicos, presentaciones y charlas.

Y la cosa no acaba ahí. Otra parte igual de importante es conseguir financiación, por eso el premio, además de ser un reconocimiento a “una década de investigación científica”, servirá para impulsar los avances en un ambiente libre de crueldad animal, ayudando a Pilar a conseguir su objetivo.

“El fondo recibido va a ser utilizado para crear estos modelos completamente derivados del paciente, ya que en la mayoría de los casos trabajamos con cantidad de productos de origen animal, a los que normalmente no prestamos atención y podrían estar afectando a nuestros resultados”, detalla de la Puente.

Después de acabar su doctorado, Pilar de la puente continuó su labor de investigación en Salamanca y en el Banco de Tejidos de la Fundación Clínica San Francisco de León, donde optó por la ingeniería de tejidos, prestando especial atención a los modelos de cáncer.

Sus estudios postdoctorales la llevaron a la Universidad Washington de St. Louis (EEUU), allí se enfocó en modelos de cultivo tumorales en enfermedades hematológicas y, a partir de julio de 2018, comenzó su camino como investigadora independiente en Sanford Research, donde decidió postularse al premio Lush Prize.

El Lush Prize otorga una dotación económica de 350.000 libras a aquellos avances e ideas innovadoras que tienen el potencial de acabar con el testado en animales para siempre. Este premio anual se reparte entre los ganadores de cinco categorías: Joven Investigador, Conciencia Pública, Ciencia, Formación y Activismo. Desde que se fundó, en 2012, ha donado 1,8 millones.

Mientras haya científicos comprometidos con trabajar en laboratorios libres de animales, como Pilar de la Puente, la lucha contra la crueldad continúa, y el final está cada vez más cerca, “solo se necesita algo de tiempo para demostrar la efectividad de los nuevos modelos”, concluye la experta.

Descubre más información sobre estos premios internacionales en la página web Lush Prize.

Comentarios (0)
0 Comentarios