DESTACADO

La magia tecnicolor de los vouchers del spa

Si coges un voucher de los tratamientos spa enseguida notarás algo especial: una fantasía de minúsculos cristales líquidos que reaccionan con el calor de la piel y florecen en colores brillantes. 

Este efecto casi mágico se debe al uso de tinta termocrómica, un material que reacciona a los cambios de temperatura y que vuelve a su color inicial cuando se enfría. ¡Ver para creer! Escoge un tratamiento spa en tienda o elige uno de entre los 11 que se venden online y comprueba con tus propios ojos esta maravilla tecnicolor.

Aunque parezca propio de un cuento de hadas, el desarrollador de tinta termocrómica Mike Parsley asegura que hay más ciencia que magia detrás de este hipnótico material. Él es el director de investigación en Hallcrest LTD, una empresa familiar que es pionera en el uso de tecnologías que reaccionan con las temperaturas y cambian de color. Parsley ha dedicado su carrera a la investigación con cristales líquidos y pasa sus días inventando materiales insólitos en un laboratorio a las afueras de Poole, Dorset.

Pero ¿qué es la tinta termocrómica y cómo funciona? Es un proceso difícil de explicar en términos sencillos, tal como y como aclara Mike: "Este pigmento está compuesto por una mezcla oleosa de sustancias químicas orgánicas que forman una mezcla de cristal líquido. Cuando varía la temperatura reaccionan cambiando de color. Para obtener los mejores resultados, las tintas deben estar recién hechas e impresas en un ambiente controlado bajo estrictos protocolos”.

El laboratorio de Mike es una combinación de libros, tubos de ensayo y pipetas de colores que brillan con la luz. También hay dos fuentes de chocolate que han sido reutilizadas y ahora contienen cascadas de colores vivos. En cada rincón, el sol ilumina las tintas que florecen bajo sus rayos. Mike está ocupado calentando vasos de tinta transparente para demostrar cómo responden al calor.

“Los materiales son únicos -explica Mike- y es difícil dar publicidad a lo que hacemos porque tienes que ir al laboratorio y verlo tú mismo para entenderlo. De hecho, cuando la gente lo ve es cuando más se interesa. El problema, la mayoría de veces, es que el 99% de lo que los clientes quieren hacer es imposible”.

“En el pasado, cuando este material ha tenido repercusión y ha triunfado todos hemos trabajado a mil por hora y nos hemos olvidado de lo sensible que es. También es caro, difícil de usar y demasiado fácil de romper. Mucha gente tiene una idea maravillosa, pero no acepta que, técnica y económicamente, es imposible.

"La aplicación de Lush es, en muchos aspectos, la opción perfecta porque es un embalaje, y si la tinta aumenta uno o dos grados, el efecto general no cambia”, expone el inventor.

“Los vouchers del spa parecían la mejor opción para usar esta tinta. El cambio de color al tacto es algo que se puede relacionar con los masajes, porque también es necesario el contacto con las manos. También es una forma de que la experiencia sensorial sea completa y empiece desde la compra del voucher -detalla la directora de diseño- como los tratamientos Lush Spa son mucho más que un simple masaje, queríamos marcar una diferencia en los envoltorios para las tarjetas regalo, de esta forma se distancian de las típicas que puedes encontrar junto a la caja de cualquier supermercado”.

Mike explica que, una vez que Lush dio luz verde al proyecto, todo fue cuestión de prueba-error. Un equipo de siete personas elaboró el trabajo conceptual, las demostraciones y la fabricación a escala piloto para garantizar que el diseño final fuera efectivo y tuviera el “factor sorpresa” buscado.

"Las muchas variables que entraban en juego en el proceso debían reducirse a solo aquellas que afectaban directamente a las posibilidades de éxito, -explica Mike- decidir la respuesta de temperatura óptima es un área que necesita una consideración muy cuidadosa, por ejemplo. La complejidad reside, sobre todo, en la gestión de los detalles. La temperatura de las yemas de los dedos de una persona puede variar unos pocos grados centígrados dependiendo de si están relajados o estresados”.

A pesar de toda la investigación que hay detrás de esta tinta y el cuidado puesto en cada detalle, es fácil quedar hipnotizado simplemente por sus efectos. El sol brilla fuera y la luz entra en el laboratorio de Mike, pintado patrones vívidos sobre el papel termocrómico esparcido sobre su escritorio. Si te apoyas en cualquier superficie lo más probable es que una huella te delate, pero solo por un tiempo porque en cuanto se enfríe desaparecerá.

¿Tus hijos piensan que eres un mago de verdad? Mike se ríe. “A los niños les fascina el cambio de color, incluso mi hijo ha estado experimentando en el laboratorio y piensa que todo esto es muy guay”, detalla.
Después de 35 años, la pasión de Mike por su trabajo permanece intacta y le sigue fascinando el momento en el que los clientes descubren, de primera mano, los efectos de esta tinta tan especial. “Además podemos hacer que los cambios de color signifiquen algo, utilizando por ejemplo puntos de activación de temperatura escalonados. Así es como conseguimos transmitir mensajes más complejos”, explica con entusiasmo.

El orgullo que Mike siente por lo que hace también le lleva a ser muy protector con la tecnología pionera que ha desarrollado. “Es un hobby que he convertido en mi trabajo. Además, somos una empresa pequeña y si sumas toda la tinta que hemos producido a lo largo de nuestra historia no llenarías una piscina”, defiende.

Esa es solo una de las razones por las que las fórmulas secretas de Mike están guardadas bajo llave en su laboratorio: para que sigan siendo secretas.

Si quieres experimentar la magia en primera persona escoge un tratamiento Spa en la página web o en la tienda.

Comentarios (0)
0 Comentarios