DESTACADO

Bien vale su peso en sal

Conseguir una melena de sirena y una piel envidiablemente suave puede parecer fácil con la ayuda del champú Big y el exfoliante Ocean Salt, pero antes de llegar a tu estante del baño los ingredientes de estos productos han recorrido un largo camino. El de la sal, imprescindible en las fórmulas de estas dos maravillas, empieza en el Algarve de Portugal.

António José no aparenta 65 años. Nos gusta pensar que la sal marina que recolecta a mano ha tenido algo que ver con la suavidad de su piel. Nos encontramos en un día de verano, la marea ha subido y las condiciones para recolectar sal son perfectas. La primera en hacer su trabajo es la naturaleza, que lleva hasta el Guadiana el agua de mar, inundando las marismas de la reserva. António guía el agua a través de unos canales de conexión, creando pozas poco profundas. El calor del sol evapora el agua y comienzan a formarse cristales de sal. Los más densos y pesados caen al fondo, esos son los que acabarán formando parte del champú Big; mientras que la sal más fina se recoge de la superficie y se tamiza para incorporarla al exfoliante Ocean Salt.

António arrastra la sal hasta formar unos montones junto a las piscinas, y mientras se secan con el calor del mediodía, se tumba al sol durante un rato. Cuando por fin están listos, los almacena en bolsas y los carga para su entrega, atravesando la ribera con un saco de 25 kg de sal en la cabeza. António suele hacer todo este trabajo por su cuenta y cuida de 270 cristalizadores en una superficie que se extiende cinco hectáreas. No es de extrañar que sea tan respetado en su comunidad.

Este maestro de la sal ha tenido mucho tiempo para dominar los métodos tradicionales que su familia ha utilizado durante años. Rodeado de una gran riqueza de peces y aves, ha aprendido a respetar el medioambiente y las reservas naturales en las que trabaja, que prosperan en el Área Especialmente Protegida (Directiva de Aves) y en el Área de Humedales protegida por la Convención de Ramsar (1971).

El portugués también trabaja para proteger y mantener las marismas de la zona occidental del Algarve. Las aves, incluidas espátulas rosadas, flamencos, cigüeñuelas y muchas especies de patos, se refugian en las marismas para hibernar, mientras que pichones y zarapitos reales descansan en la zona durante sus viajes migratorios. Además, las cigüeñas encuentran aquí un lugar adecuado para anidar, lo que supone todo un alivio para los locales que las ocupar los postes de luz.

La protección de esta preciosa parte de la costa es esencial para preservar la vida silvestre de la zona, además de las generaciones de los que vendrán después de António

 

Las aguas aquí son limpias y cálidas, y están repletas de sales de color blanco brillante, ricas en minerales.

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (4)

Productos relacionados

4 artículos
exfoliante corporal sólido zero waste Cherryish en forma de corazón
Exfoliante corporal
Un auténtico idilio
11,50 €
100g
Ocean Salt exfoliante facial y corporal con sal marina
Exfoliante facial y corporal
Piel suave y limpia
12,95 €
120g
Ocean Salt autoconservante exfoliante corporal y facial con sal marina
Exfoliante facial y corporal
Exfolia con sal y lima
12,95 €
120g
Consigue un look ondas de playa con Sea Spray, un spray con sal
Spray capilar
Tu pelo volará con la brisa marina
18,50 €
100g