DESTACADO

12 productos con rosas para San Valentín

En San Valentín las rosas lo inundan todo, se han acabado convirtiendo en las verdaderas protagonistas del Día de los Enamorados y los cupidos de todo el mundo regalan este auténtico símbolo del amor.

Todo empezó en la época victoriana con el lenguaje de las flores, utilizado para comunicar mensajes íntimos. Dependiendo de la cantidad, del color y del arreglo floral se transmitían diferentes mensajes, que se recogieron incluso en diccionarios. Los narcisos simbolizaban nuevos comienzos y las margaritas se relacionaban con la inocencia.

Entonces ¿qué hay de las rosas?

Las rosas rojas se han convertido en todo un símbolo de la pasión y el amor verdadero. Las de color rosa, por su parte, demuestran afecto y las amarillas representan amistad, alegría y nuevos comienzos.

Y no solo el color es significativo, sino también la cantidad. Una sola rosa significa amor a primera vista, mientras que nueve simbolizan amor eterno. Aunque quizás el mensaje más conocido sea el que transmiten 12 rosas: “quiero que seas mía o mío”.

Este año puedes ser más original y mandar un mensaje con un ramo, pero no de rosas, sino de productos hechos con la romántica flor.

La rosa, calmante y suavizante, se utiliza en aromaterapia por sus efectos revitalizantes; además, hay quien dice que también tiene propiedades afrodisíacas.

Lush obtiene estas flores de Senir (Turquía) donde cerca de 300 agricultores locales destilan pétalos de rosas de Damasco para obtener su preciado aceite. Puedes informarte de todo el proceso aquí.

Un clásico

Hay libros dedicados a ellas, son protagonistas de escenas de películas memorables y perfuman momentos especiales. La realidad es que el poder de las rosas es difícil de negar, por eso no hay mejor regalo.

Darse un baño con estas flores es una buena forma de empezar. Tisty Tosty es una bomba de baño que parece sacada de un cuento de hadas. Un auténtico hechizo de amor que se deshace en un color rosa intenso, revelando un interior sorprendente.

Otra bomba cargada de rosas es Rose Bombshell que se encarga de poner el romanticismo en cualquier bañera. Una delicia floral que esconde en su interior pétalos amarillos.

Si no tienes bañera, puedes disfrutar de una sensual ducha con Tunnel Of Love, un jabón que mima la piel gracias al incienso y al limón, dejando en el cuerpo un aroma delicioso.

Termina este camino de rosas con Imogen Rose, un perfume de aroma empolvado, delicado y lleno de amor.

Todo es posible

¿Flores y chocolate? ¿todo junto? Sí, es posible tenerlo todo, porque algunos productos combinan manteca de cacao y rosas. Toma buena nota de la sensual selección de productos que conseguirán poner la cosas un poco picantes.

Lo mejor es empezar por el principio: un baño compartido de burbujas de rosa y jazmín. Heart of Enlightened Expectation, que es a la vez una burbuja y un aceite de baño, se deshace inundando la bañera de suavizantes mantecas de cacao orgánico de comercio justo.

No dejes que baje el ritmo y sigue con el acondicionador corporal Ro´s Argan, un elixir que calma y suaviza el cuerpo. Las rosas se mezclan con exquisitas mantecas y aceites para dejar la piel como el terciopelo. Masajea suavemente en la ducha y después retira el exceso.

Cuando por fin consigas salir de la ducha, hidrata la piel con Melt My Heart, una sensual barrita de masaje que te derretirá el corazón. Su seductor aroma despierta todos los sentidos, mientras deja en el cuerpo un rastro de pétalos de rosa. Los aceites de incienso y ciprés se encargan de relajar los músculos y mejorar la circulación.

Si te van las cosas más dulces, Pearl es perfecta para una sesión privada de mimos. Una barrita de masaje hecha con aceite de argán y mantecas de cacao y karité, adornada con perlas rosas.

¡Que empiece la diversión!

¿Qué es el amor sin unas buenas risas? El romanticismo no es suficiente, también tiene que haber diversión, por eso te proponemos algunos productos que sacarán tu lado más travieso.

Rose Jam Bubbleroon, una burbuja de baño con forma de macaroon, es una buena forma de caldear el ambiente. Los aceites de limón, rosa y geranio proporcionan energía, mientras que el aceite de coco y la manteca de karité dejan una sensación maravillosa en la piel. Te sentirás tan feliz como si te hubieran regalado un ramo de flores.

Para compartir un rato de relax utiliza la mascarilla Rosy Cheeks, una simple y sofisticada combinación de aceite de rosa de Turquía, caolín purificante y calamina calmante. Aplica una capa generosa de esta mezcla en la cara y déjala actuar de 10 a 15 minutos para descubrir un rostro nutrido y tonificado.

Después de la mascarilla, aplica Rose Lollipop en los labios, un bálsamo de manteca de cupuacu y aceite de limón de Sicilia que limpia e hidrata. También tiene rosas, que suavizan los labios, dejándolos listos para besar.

Termina tu jornada romántica con unos toques de Amelie Mae, un perfume dulce, delicado y evocador, hecho con ylang ylang, rosas y lavanda.

Flores y corazones

Puedes demostrar tu amor de muchas formas, pero mejor dejar las palabras bonitas y pasar a la acción. Echa un vistazo a la nueva colección online y sorprende con rosas a tu San Valentín.

Comentarios (0)
0 Comentarios
Contenido relacionado (0)

Productos relacionados

0 artículos